Camisetas, bolsas y bolígrafos… ¡y listos para aprender inglés!